Google impulsa una gran red Wi-Fi global y libre

Esta tecnología mallada se basa en nodos inalámbricos interconectados, que tienen la inteligencia suficiente para establecer por sí mismos las rutas y modificarlas si hay algún problema, para mantener el funcionamiento normal.

La ventaja de este modo de trabajar es su mayor escalabilidad y eficiencia. De hecho, en principio una red inalámbrica de este tipo a nivel metropolitano podría requerir únicamente de uno o dos puntos de conexión por cable para dar salida a Internet.

La intención de Open80211s es hacer un sistema totalmente libre, donde cualquiera se pueda sentir libre de usarlo y contribuir con su trabajo.

El proyecto esde Geeks Without Frontiers (GEEKS) y lo respaldan organizaciones como la ONG Manna Energy Foundation, fue quien lo ideó. El desarrollo del software es de Cozybit.

El punto fuerte de Open80211s es que está pensado para que se ejecute sin problemas en electrónica antigua. Además, ya hay drivers de unas cuantas tarjetas de red preparados para ejecutarlo en entornos Linux.

Un elemento clave en el desarrollo del software ha sido la seguridad. Se usaron técnicas llamadas SAE (Simultaneous Authentication of Equals) para protegerse de ataques por diccionario y AMPE (Authenticated Mesh Peering Exchange) para cifrar el tráfico entre los nodos.

Con todo ello, el costo de su implementación final será realmente bajo en comparación con otras soluciones inalámbricas y mucho más barato que tender cables. Eso es importante, ya que la intención es hacer llegar la banda ancha a mil millones de personas en diez años, especialmente en las zonas más desfavorecidas que actualmente no tienen opción a acceder con buenas velocidades a Internet.

fuente: IT-Sitio

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *