Un ojo en el desierto con las cámaras IP Axis

Hacer videovigilancia en el desierto no requiere de los párpados de amianto de Sauron, pero sí un sistema de refrigeración, y protección contra las condiciones extremas de polvo y amplitud del rango térmico. La Axis Q60 – C PTZ, recientemente anunciada, puede soportar el calor de entornos desérticos con una temperatura de funcionamiento de hasta 75°C, incluye refrigeración y está lista para ser instalada, garantizando el funcionamiento óptimo en condiciones adversas y de calor extremas. Y además puede soportar tormentas de arena.

Esta serie de cámaras cuenta con alta velocidad de pan/tilt/zoom y resolución en HDTV de1080p. La Axis Q60 – C es capaz de soportar tormentas de arena, además de ser de fácil instalación, es una cámara IP altamente compacta que cumple con el estándar militar MIL-STD-810G. Axis Q60-C PTZ es ideal para la vigilancia en obras de construcción, en el sector minería, en yacimientos de extracción de petróleo y gas, así como para instalaciones de tuberías y sobre todo para la vigilancia de la ciudad.

“Más de un tercio de la superficie terrestre es zona desérticas en las cuales se realizan actividades económicas constantemente, como las zonas de extracción de petróleo y gas en lugares con circuitos de instalación de tuberías, entre otras, esta cámara es ideal para estas condiciones de trabajo. Así como en ciudades donde los niveles de calor se elevan, la Axis Q60-C PTZ puede soportar altas temperaturas de calor y operar en condiciones de trabajo extremas como tormentas de arena”, sostiene Juan Pablo Tavil, gerente regional de Ventas para Sudamérica de Axis Communications.

Axis serie Q60-C puede funcionar en temperaturas extremas de 75°C y de hasta –20°C, y su avanzado sistema de control climático puede manejar cambios bruscos de temperatura lo que elimina la condensación en los equipos. El IP66 y NEMA 4X le permite soportar el polvo y ser resistente al agua, por lo que no requiere cubierta externa.

Más allá del calor
En ambientes con exposición directa y constante al sol las cámaras pueden calentarse hasta llegar a una temperatura de al menos 15°C sobre la temperatura ambiente, con una temperatura ambiental de 45°C puede significar que la cámara tiene que operar a 60 ° C o más. “Una cámara de videovigilancia que no esté diseñada para soportar ese tipo de temperaturas puede generar un desgaste adicional del equipo y por consiguiente una vida más corta del producto”, sostiene Tavil.

Estos equipos son adecuados para operar con luz de día, además cuentan con función nocturna, rango dinámico ancho H.264 y Motion JPEG. También cuentan con la función de alarma de movimiento y capacidades de Video Inteligente como seguimiento automático, activación de portero automático y otras aplicaciones.

“En ambientes desérticos es muy importante que las cámaras de videovigilancia cuenten con partes móviles, para garantizar la temperatura de funcionamiento de los dispositivos eléctricos y así para garantizar un rendimiento óptimo y confiable”, puntualiza el ejecutivo. Además de esta funcionalidad, la serie cuenta con tres equipos con características diferenciales. La Axis Q6032 – C (con una resolución extendida D1 y zoom óptico de 35x), la Axis Q6034 – C (con HDTV 720p y zoom óptico de 18x) y la Axis Q6035 – C (con HDTV 1080p y zoom óptico de 20x).

Los equipos son compatibles con ONVIF y están respaldados por AXIS Camera Station de gestión de video y el Axis Application Development Partner Program.

fuente: ITSitio

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *